Sobre Mí

La trayectoria creadora de Asun Torras se asienta sobre un eje temático fundamental: la voluntad crítica y deconstructiva, ya sea desde el punto de vista social, humano, ético. A la autora le interesa escarbar más allá de los dobleces, de las imposturas, y sacar a la luz pública la verdad más profunda de todas las cosas

Ejemplo bien claro de esta voluntad crítica se puede constatar en la serie de valiosos collages realizados por la autora. En estos casos el interés discursivo se enfoca en problemáticas de tipo ecológico y medioambientalista, relacionadas con el modo en que el ser humano destruye su propio hábitat, el entorno natural que le circunda. Para ello Asun se apropia de hojas y flores reales secas para luego atarlas al soporte de las obras, en un procedimiento que simboliza la violencia y el carácter irracional de la acción del hombre en relación con el universo que habita. Son obras hermosas, en las que el acto de costura sobre el papel adquiere una connotación estremecedora desde el punto de vista humano, así como le aporta a los trabajos múltiples valores táctiles. Esas hojas y flores aprisionadas contra el papel se convierten en una fuerte metáfora de muchos otros aprisionamientos que tienen lugar constantemente en nuestra Tierra .

Otro rasgo característico de la producción visual de Asun es el fuerte sentido del humor que la sostiene. Su obra, además de hacernos pensar, nos divierte tremendamente. Ello está dado, en primer lugar, por su estilo: bien gráfico, sintético, deudor de la estética de los comics y las historietas. La artista se vale de la desproporción de las figuras (en especial el alargamiento de los cuellos o las extremidades) y del sentido caricaturesco como vehículos fundamentales al servicio de la hilaridad. Y lo logra de una manera fabulosa. Asimismo, su poética bebe de los procederes expresionistas, pop y naif(o popular), básicamente en lo que respecta al uso del color, la línea y las áreas. Ejemplo de ello son las series “Animales domésticos”, “La razón”, “Extrañas caricias”, “Realidad y deseo

En relación con el tópico de la luna, hay una obra que resulta bellísima en su composición y en su mensaje: se trata del lienzo “Dialogando”. Aquí la creadora nos presenta a dos mujeres semidesnudas conversando bajo la luz del astro nocturno. El detalle interesante es que los rostros de las féminas están completamente indefinidos; los atributos faciales son muy imprecisos, como si la autora no quisiera hablarnos de la historia de dos mujeres, sino de LA MUJER en tanto género, en toda la amplitud del término. Pero sin duda la mayor virtud de la obra radica en el secreto que encierra, en su ocultamiento, toda vez que al contemplarla nos comenzamos a preguntar de inmediato de qué hablan estas mujeres, cuál es el código lingüístico de su comunicación (¿igual al nuestro?), por qué han escogido el velo de la noche como recinto para su diálogo. Pieza hermosa, en definitiva, que nos cautiva con el privilegio de la duda.

 

Píter Ortega Núñez

Crítico de arte y comisario

Reportero de artes visuales / El Nuevo Herald